II Congreso Argentino de Administración Pública

Córdoba, 27 al 29 de noviembre de 2003

Ponencias

Organizadores

Objetivo

Temas

Programa de paneles

Organizadores:

Asociación Argentina de Estudios de Administración Pública
Asociación de Administradores Gubernamentales
Instituto de Investigación y Formación en Administración Pública
(IIFAP - Universidad Nacional de Córdoba)
Facultad de Ciencia Política y Relaciones Internacionales
(Universidad Católica de Córdoba)

Objetivo:

El Congreso aspira promover la mejora del conocimiento, organización y gestión de la Administración Pública como componente y actor institucional central para la materialización del interés público y de la gobernabilidad democrática del país. Asimismo, contribuir al desarrollo de mejores prácticas en materia de administración pública, favoreciendo el intercambio y difusión de estudios y experiencias realizados en el campo académico y de la gestión.

Temas:

Reconstruyendo la estatalidad: transición, instituciones y gobernabilidad

En las últimas dos décadas el papel del Estado ocupó un lugar central en la agenda pública de todos los países del mundo, como consecuencia de apreciar su significación en las situaciones de crisis que se manifestaron en diversos campos. Los gobiernos emprendieron políticas en un espectro amplio, con orientaciones que variaban desde adjudicar al propio Estado la responsabilidad de las crisis hasta considerarlo como referente ineludible en la posibilidad de darles solución. En ese escenario confrontaron ideologías, políticas y programas, y se involucraron activamente múltiples actores sociales. Las convicciones reformistas provocaron cambios que se manifestaron en el rediseño del Estado y su papel en la sociedad, en algunos casos por la aplicación de políticas sólidas y consistentes que forjaron tendencias de reforma, pero también en otros casos la preparación insuficiente, la improvisación y falta de orientación estratégica, implicaron altos costos sociales; en estos casos, los resultados fueron punto de inflexión para revisiones de las políticas y también de las perspectivas de análisis.
En el marco de este proceso complejo, la oportunidad de la realización del Segundo Congreso en un contexto de transición política, instituciones en crisis, marcada preocupación por la gobernabilidad futura y una redefinición del orden internacional, hace plausible la propuesta de considerar si buena parte de los problemas que nos afectan como sociedad dependen, en su resolución, de la reconstrucción del sentido del Estado y su institucionalidad sobre bases más sólidas.
Está aún muy presente en la memoria colectiva la experiencia de fuertes convulsiones que afectaron la vida cotidiana de nuestra sociedad y mostraron con elocuencia una realidad de marginación en la pobreza extrema de gran parte de la población. Argentina está en transición, no sólo hacia la conformación de nuevos gobiernos en todos los niveles del Estado, sino también hacia la configuración de un nuevo modelo social, político y económico con el que nuestro país pueda enfrentar los desafíos del siglo XXI. Las instituciones, que han sufrido en profundidad el impacto de la crisis, en la medida que son portadoras de un capital social que no debiera dilapidarse, justifican el esfuerzo de reconocerlo para preservarlo, además de dar lugar a su reparación, renovación y refundación. En cuanto a la gobernabilidad, recurrente tema de agenda en contextos de crisis, vale considerar que no se trata de un asunto restringido a la capacidad del gobierno político, sea este de nivel nacional, provincial o municipal, sino que concierne al conjunto de los ciudadanos, así como a la multiplicidad de organizaciones sociales cuyo protagonismo hace a la capacidad social para resolver los problemas colectivos.
Considerando el cuadro descrito, y que las transiciones llevan consigo una inevitable incertidumbre, será importante identificar la existencia de cimientos que contribuyan a reducirla, como sería el caso de políticas de Estado y consensos para afrontar la resolución de problemas, o la continuidad necesaria en el proceso de cambio de experiencias de gestión probadas o exitosas que ameritan ser sostenidas.